El empresario se presentó ante la Justicia luego de que el fiscal de la causa pidiera su detención y la del resto de los condenados. 

El empresario Claudio Cirigliano se entregó a la Justicia el viernes a la mañana, luego de que el fiscal Juan García Elorrio pidiera su detención y la del resto de los condenados por la tragedia de Once.

Cirigliano está condenado a 7 años de prisión. Minutos antes se había entregado el motorman Marcos Córdoba. Falta la detención de Juan Pablo Schiavi.

Compartir