En Río Cuarto, el Presidente charló y escuchó a los vecinos. En esa ciudad cordobesa, reconoció que se vienen meses difíciles en los que habrá "que remarla", pero que el país está por la ruta acertada.

Mauricio Macri

, durante una visita a

Río Cuarto

Córdoba, donde inauguró una planta de biogas, admitió la complicada situación que atraviesa el país aunque recalcó que es la ruta correcta rumbo a un mejor futuro.

"En este momento estamos todos remando, pero convencidos de que estamos en el camino correcto", resaltó el Presidente.

"Sabemos que pasamos un momento difícil donde el mundo cambió y no tenemos crédito. Por eso tenemos que ajustar gastos más rápido", agregó.

Sin embargo fue optimista con lo que vendrá: "Sabemos que vamos a crecer, que estamos produciendo energía que el campo vuelve a producir, que tenemos cosechas récord de trigo, que estamos construyendo rutas para estar mejor conectados, que el turismo va a crecer cada vez más".

Sobre la energía, profundizó: "Heredamos un país sin energía ahora volvemos a tener no sólo para nosotros, sino para exportar y para generar trabajo. Con la llegada del gas, hay 74 pedidos de nuevas fábricas me contó el gobernador".

Por último, hizo hincapié sobre la turbulencia de los tiempos que se avecinan: "Voy a estar cerca de todos los argentinos porque vamos a tener que poner el hombro. Van a ser meses que va a costar pero estoy convencido que estamos en un camino que nos lleve a un gran futuro".

Compartir