9 de septiembre de 2018

Reuniones para atenuar la crisis

CONURBANO BONAERENSE: LA IGLESIA SE SUMA A LA MESA SECTORIAL.

Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Mientras el presidente Mauricio Macri, tras dos días de “calma” del dólar, se mostraba confi ado en que la aprobación del Presupuesto en el Congreso y los fondos frescos del FMI iban a contribuir a la calma que no tuvo el país en las últimas dos semanas, en la provincia de Buenos Aires se organizaron varias reuniones para intentar paliar los efectos del ajuste.

El pasado viernes hubo un encuentro de jefes comunales del oeste del Gran Buenos Aires con sectores de la Iglesia. El objetivo es sumar a los religiosos a una mesa que junte a sectores sociales y políticos, motorizada por el peronismo, para analizar la situación social.

En tanto, para pasado mañana a las 18 se organizó una reunión de intendentes con Joaquín de la Torre, ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal.

El encuentro será la antesala de otra cumbre, que se hará el miércoles próximo en Ituzaingó, donde el jefe comunal local, Alberto Descalzo, recibirá a sus pares de toda la provincia.

Tal como anticipó “Crónica” la semana pasada, en el conurbano no hay preocupación por el dólar, sino por la inflación y su impacto en los precios de los alimentos y el consiguiente aumento de la pobreza. Hay un fuerte operativo de contención alimentaria y social, del que participan tanto la ministra Carolina Stanley a nivel nacional, el gobierno de Vidal y los intendentes de distintos signos políticos.

Diálogo entre la Nación y los gobernadores

Como se explicó, la contención de la situación social en la provincia es uno de los ámbitos de trabajo conjunto entre gobierno y oposición. El otro tema, también urgente, es la sanción del Presupuesto en el Congreso, que deberá adecuar las partidas de gastos a lo acordado con el FMI. En este sentido, el gobierno avanzó en las negociaciones con los gobernadores.

La idea es que cuando Macri se saque la foto con los mandatarios de las provincias, a mediados de la próxima semana, ya esté todo acordado. El gobierno, como prenda de negociación, dejó sin efecto su intención se hacerle pagar a las provincias los subsidios de la tarifa eléctrica.

Hay otros aspectos que se terminarán de pulir el fin de semana. Están sobre la mesa impuestos como Ingresos Brutos, Sellos y Bienes Personales. Los técnicos de las provincias y de la Nación negocian los montos finales que le quedarán a los distritos luego del ajuste, para que le cierren los números a todos y se apruebe el Presupuesto, algo que será visto por los mercados como un signo de madurez y acuerdo de la clase política que logre espantar, aunque sea por unas semanas, los nubarrones de la economía.

Además, el gobierno quiere que el tema del Presupuesto quede afuera de la previa de las elecciones, y las provincias saben que no pueden tirar mucho de la cuerda porque necesitan que los escasos fondos que recibirán en este contexto de ajuste estén garantizados.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »