Se conocerá la sentencia contra el ex vicepresidente de la Nación, procesado por negociaciones incompatibles con la función pública.

En los tribunales federales de Retiro se espera que el ex ministro de Economía y ex vicepresidente de la Nación, 

Amado Boudou

, declare en un determinante juicio oral por el escándalo Ciccone.

Los otros acusados en el caso, y Boudou, dijeron sus últimas palabras ante los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4.

El mismo está integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Guillermo CostabelMaría López Iñíguez, y Jorge Gorini como cuarto juez sustituto.

El ex vicepresidente tiene pedidos de pena de hasta seis años y medio de prisión por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho pasivo por el levantamiento de la quiebra de la imprenta para quedarse con el negocio de la impresión de billetes.

Del mismo modo, hay pedidos de pena para el abogado 

Alejandro Vandenbroele

, el amigo y socio del ex vicepresidente 

José María Núñez Carmona

, el ex jefe de asesores de Boudou  Guido Forcieri, el ex funcionario de la AFIP 

Rafael Resnick Brenner

, y el empresario Nicolás Ciccone.

Boudou está señalado de haber obtenido, a través de testaferros, la imprenta en concurso de acreedores. La AFIP conducida por 

Ricardo Echegaray

había pedido la quiebra.

Sin embargo, después de la intervención de los allegados a Boudou, la entidad solicitó a la Justicia el levantamiento de la misma. Una actitud que el juez en lo Comercial Javier Cosentino denominó como "llamativa".

"Jamás negocié por mí ni a través de terceros la compra del 70 por ciento del paquete accionario", aseguró Boudou, quien señaló que en el marco del juicio en su contra se "invirtió la carga de la prueba".

El ex vicepresidente agregó que "el propio (Alejandro) Vanderbroele dijo que el cohecho no existió" y que "la situación del cohecho no tiene correlato con ninguna de las pruebas que se dieron".

El juicio en vivo
 

Compartir