Un joven argentino que vive en Roma se acercó al Vaticano para entregarle al Sumo Pontífice ese símbolo de la lucha a favor de la legalización del aborto. También le ofrendó una carta. Mirá los detalles.

El pasado miércoles,  Nicolás Fuster, un joven argentino que vive en Roma se acercó a una de las audiencias que ofrece el Sumo Pontífice para regalarle un pañuelo verde, simbolo de la lucha a favor de la legalización del aborto, y una carta en la que hacía referencia al tema y su respectiva votación a realizarse el próximo 8 de agosto.

Tras el encuentro con Francisco, Fuster detalló:  "El Papa fue sumamente amable; se detiene con casi todos. Entre toda la gente que gritaba, tomó la carta y el pañuelo (no estoy seguro de que haya entendido de qué se trataba). Le dije que era una carta importante y que, si quería, podía leerla. Me sonrió de manera transparente y se la entregó a uno de sus asistentes. No dijo una sola palabra, pero evidentemente eso no era necesario".

Así se viralizó la publicación del joven

Compartir