A excepción de Oscar Centeno, el chofer arrepentido, los 11 empresarios y ex funcionarios se negaron a prestar testimonio frente al juez federal Claudio Bonadio. En tanto, se presentó el prófugo Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción.

Al tiempo que el juez federal

Claudio Bonadio

acusó a empresarios y ex funcionarios de conformar una asociación ilícita que funcionó entre 2008 y 2015 para el reparto de bolsos con dinero de sobornos y sostuvo que la misma fue "comandada por Néstor y Cristina Kirchner", ninguno de los detenidos que desfilaron por su juzgado quiso prestar declaración,

a excepción de Oscar Centeno

,

el chofer arrepentido

.

Bonadio le leyó la

acusación a cada uno de los 11 empresarios o ex funcionarios

. Se negaron a declarar Roberto Baratta, ex subsecretario de Planificación Federal; Javier Sánchez Caballero, ex Ceo de IECSA; Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería (le dijo al periodismo que "

esto es un show mediático, yo no pagué coimas

"); Hugo Larraburu, ex funcionario de Jefatura de Gabinete; Claudio Glazman, director de Sociedad Latinoamericana Inversiones; Jorge Neira, de Electroingeniería; Armando Loson, presidente del Grupo Albanesi; Enrique Llorens, ex secretario del Ministerio de Planificación; Walter Fagyas, ex presidente de ENARSA; Nelson Lazarte, ex secretario de Baratta; y Carlos Mundín, presidente de BTU.

En tanto, se presentó el prófugo Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción y de la firma Esuco.

Compartir