Acompañado por su abogado, el músico arribó bien temprano a la Comisaría 52 del barrio porteño de Villa Lugano y dialogó brevemente con los medios.

Cristian "Pity" Álvarez se entregó a la Policía y reconoció que mató a Cristian Díaz, de 36 años, en defensa propia.

Poco antes de ingresar a la Comisaría 52ª de Villa Lugano, el rockero habló con los medios y afirmó: "lo maté porque era él o yo". Álvarez dijo que "cualquier animal haría lo mismo", al justificar el asesinato de Díaz. "Creo que soy inocente", agregó "Pity"

Álvarez. Se excusó por el crimen que cometió.

Compartir